Europa vigilará el desarrollo de la Reforma Eléctrica

Europa se compromete a vigilar el desarrollo de la Reforma Eléctrica tras la denuncia de UNEF ante el Europarlamento por la situación de las renovables en España

El director general de UNEF, José Donoso,  ha solicitado ante el Parlamento Europeo la intervención de las instituciones europeas ante la arbitrariedad y retroactividad de las medidas del Gobierno que rompen el principio de seguridad jurídica de las plantas existentes y cercenan el futuro del autoconsumo.

Ante la denuncia realizada con el apoyo de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, el Parlamento Europeo ha decidido mantener abierta la petición pese a la solicitud del Grupo Popular de archivar el caso y mantener bajo vigilancia el desarrollo de la Reforma Eléctrica. En concreto ha estimado que la petición ciudadana debe continuar abierta y ser enviada a la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo para su examen, ya que tiene dudas sobre la legalidad de las medidas adoptadas por España contra las energías renovables.

Jose ha explicado durante su ponencia la situación de indefensión en la que se encuentran los inversores fotovoltaicos tras la aprobación del nuevo marco regulatorio que, con su carácter retroactivo, altera las expectativas lógicas y razonables de los inversores y llevará a la quiebra a gran parte de los 60.000 inversores que acometieron sus proyectos atendiendo a los marcos regulatorios vigentes anteriormente. Según el director general de UNEF, “La reforma eléctrica en España supone una grave infracción de los principios europeos y atenta contra los inversores, ciudadanos y los objetivos de eficiencia energética. La nueva ley que con carácter retroactivo afecta a las inversiones realizadas en energías renovables y en especial en el sector fotovoltaico, incumple el principio de seguridad jurídica y altera los principios de libre competencia del mercado y de sostenibilidad, al impedir de facto el desarrollo de nuevas formas de producción de energía, como el autoconsumo fotovoltaico”.

UNEF ha denunciado en Bruselas que con esta reforma, el Gobierno no busca un “beneficio razonable” sino desmantelar la mayor parte de sector fotovoltaico nacional ya que el nuevo sistema de retribución a las renovables es arbitrario y discrecional. Además explicó que los nuevos estándares no reflejan la realidad bajo la que se acometieron las inversiones en su momento, lo que lleva a una situación de debilidad financiera extrema hasta el 50% de las instalaciones.

Por último, ha abundado en el carácter discriminatorio de la reforma explicando ante el Parlamento Europeo el impacto del Real  Decreto de Autoconsumo que, al introducir un peaje extra o “impuesto al sol” a estas instalaciones, hace inviable económicamente su desarrollo y va en contra de la libertad individual y la libre competencia del mercado.

La Comisión Europea, presente en la audiencia,  explicó que aun no está en disposición de emitir su posición respecto a las últimas reformas normativas porque ha recibido por parte del Gobierno de España información relevante sobre el impacto de la nueva Ley del Sector Eléctrico.  El representante de la Comisión pese a admitir  que los Estados Miembros tiene un amplio margen de maniobra respecto a las políticas de apoyo a las renovables reconoció que “nos preocupa la propuesta del estado español”, especialmente porque sus modelos les indican que España no alcanzará los objetivos medioambientales para 2020.

La petición contó con el apoyo tanto de la diputada Teresa Riera del grupo de  Progresista de Socialistas y Demócratas como de la diputada Margrete Auken del grupo Verdes/Alianza Libre Europea que mostraron su preocupación por el deterioro del la seguridad jurídica de las inversiones renovables en España y la intención del Gobierno de sustituir renovable por tecnologías antiguas.  Por otro lado, la petición contó con la oposición de la diputada Pilar Ayuso del Grupo del Partido Popular Europeo que defendió sin fisuras la reforma del Gobierno.

Una vez expuestas la posiciones por las diferentes partes representas comité de Peticiones del Parlamento decidió mantener la petición abierta y remitirla a la Comisión de la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo.

Sin el apoyo de los socios de UNEF, en especial aquellos que ayer hicieron el esfuerzo para que nuestro mensaje llegara a los diputados del Parlamento Europeo,  no hubiera sido posible esta victoria. Se trata de nuevo paso de la estrategia que estamos desarrollando en Bruselas de forma sistemática para aumentar la presión exterior contra la reforma energética.  Ahora podremos exponer nuestra situación ante la Comisión de Medio Ambiente que tiene más medios y conocimientos para vigilar exhaustivamente la reforma energética española.

Fuente: UNEF